Playas Entorno a la Posada

Vamos a conocer las posibilidades de disfrutar una costa espectacular, con prados que llegan hasta el mar, salpicada de bellas joyas: bahía, acantilados, rías y  playas.

Empezamos por la playa más lejana, PLAYA DE LA CANAL en el pueblo de Galizano a sólo 10 min. desde la Posada, es una playa de 1500 mts. de longitud con grandes contrastes en su apariencia ya que sus arenas doradas se encuentran entre dos acantilados perpendiculares al mar de gran belleza, que por ser muy plana, la influencia de las mareas determinan cambios en el paisaje y en la capacidad de la playa.

Sembrada de rocas desprendidas de los acantilados en tiempos pasados, forma recovecos con playitas separadas, pequeños pozos que dejan las mareas, ideal para el baño y juego de los niños, que permite a los padres una cierta despreocupación, además como todas las playas de la zona con espacio amplio para todos,  sin agobios de cercanía. Y si te gusta andar por las rocas de la costa, en marea baja podrás hacerlo y disfrutar del aroma del yodo y del salitre, bajo los acantilados, ver fauna marina, estrellas de mar, lapas,  mejillones, quizás algún pulpo, percebes… se ruega no enredar para que se mantengan estos espacios naturales. Muy cerca en el acantilado se encuentra la Cueva la Cucabrera,  desde su mirador podremos admirar el acantilado con estupendas vistas y la ciudad de Santander.

El acceso a la playa está muy bien acondicionado, dispone de una larga pasarela de madera, casi sin pendiente, ideal para personas con movilidad reducida, que nos lleva desde el aparcamiento, recorriendo el arroyo Herrero, a lo largo de su desembocadura natural, con una interesante vegetación típica, hasta la playa.

De la Canal pasamos a LA PLAYA DE ARENILLAS, por el acantilado está andando a 5 minutos. Es una playa de rubia y fina arena, no tan visitada, el camino nos lleva andando o en coche hasta 30 m. del  borde de la playa, que es fácilmente accesible. De 360 m. de frente al mar, rodeada de acantilados rocosos es ideal para el relax y tomar un buen baño, nada que ver con la playa típica llena de gentes.

De Arenillas,  andando en poco más de 5 min.  estaremos en LA PLAYA DE LANGRE, también  podemos llegar  en coche, aquí los lugareños, en verano tienen sus prados preparados como aparcamiento, en el  colindante pueden estar pastando las vacas prácticamente hasta el límite de la costa. Hay quien dice que es LA PLAYA MAS BONITA DE CANTABRIA, no sé si tanto, pero bonita y espectacular seguro que les parecerá.

La playa ofrece un arenal de dorada  arena fina, enmarcado por un majestuoso acantilado vertical, con un frente al mar de 1300 m. de longitud, y un entrante rocoso que en pleamar divide la playa en dos, ambas cuentan con bajadas de escaleras para superar el desnivel .

La playa es ideal para el baño, tomar el sol, leer…además tiene una ola muy apreciada para la práctica del  SURF, es habitual ver en la playa a un número importante del surfers fuera de temporada de baños.

En aproximadamente la tercera parte de la playa en su parte Este, se practica el nudismo.

La playa pequeña con su bajada al borde mismo de la carretera, por encontrarse protegida entre dos acantilados tiene aguas muy tranquilas y siempre ha sido visitada por las familias con niños que aquí pueden jugar tranquilamente.

Si al salir de la playa queremos dar un paseo, no vamos a olvidar nunca la belleza incomparable de esta costa que podemos apreciar desde la senda que sobre ella discurre hasta LA ISLA  DE SANTAMARINA, ya con vistas de las playas de Somo, Loredo y el Puntal, además en todo el recorrido disfrutando de la brisa yodada del mar y las vistas de la cercana Santander y su Palacio Real.

Llegando al pueblo de Loredo, la playa está bien señalizada, tiene un amplio aparcamiento a un paso de la arena otra vez muy fina y dorada como lo son las ya descritas y las que luego señalaremos.

En su extremo Este,  frente  al canal que separa la isla de Santa Marina de tierra, se encuentra  LA PLAYA DE LOS TRANQUILOS, con un frete al mar de 370 m. Esta pequeña y coqueta playa tiene un encanto especial por estar salpicada de rocas, que desde el nivel de la pleamar se adentran en el mar , por sus características tiene algunas bondades extras, así al estar tapada por la costa y la isla del oleaje permite un baño muy tranquilo para niños y mayores, en las rocas la marea al bajar nos deja pequeñas piscinas para los más pequeños y si hay aire, la duna cercana nos protegerá y estaremos como en un balneario.

Desde aquí las vistas son incomparables, todo el arco de las playas de Somo , Loredo y el Puntal, Santander, La península de la Magdalena, las islas de Mouro y Santa Marina y  podréis disfrutar desde aquí de un precioso atardecer tras el faro de Santander.

Dejando atrás las rocas entramos en LA PLAYA DE LOREDO propiamente dicha, aquí los 1600 m. de longitud de frente al mar de la playa, se hacen muy anchos entre la duna y el nivel de la marea, en bajamar hay días que las aguas se nos escapan y tendremos que pasear un rato hasta llegar al baño e incluso dentro del agua nos costará encontrar profundidad. En una marea así en el mes de Agosto, en Domingo y cuando la bajamar sea alrededor de las 12 del mediodía se celebra “EL DERBY DE LOREDO“ donde compiten caballos de distintas edades desde hace 55 años, se celebra también una carrera típica de carros, como los que se utilizaban para acarrear la hierba del prado a la cuadra de las vacas, tirado por una yegua o caballo, que atrae desde siempre a muchísimo público.

Por su amplitud siempre ha sido una playa visitada por muchas familias y donde además se disfruta mucho del baño jugando a pasar las olas.

Seguimos andando hacia el Oeste, dirección a  Somo, nada más pasar la curva de la playa, notaremos el aumento del oleaje, hemos llegado a las QUEBRANTAS, lugar mítico para el SURF del Cantábrico, conocido por los surfers de allende los mares, seguro que habrá muchos puntos negros en el agua cabalgando sus tablas, además aquí se imparten clases en varias escuelas, para aprendices y para mejorar técnica en el surf. Esta zona es tambien frecuentada para practicar el WINDSUF y el KITESURF.

Pero aquí hay playa para todos, Somo tiene mucha fama, las lanchas de las Pedreñeras  traen mucha gente de Santander, las Posadas de la bahía reciben muchos visitantes, pero así y todo el espacio es enorme, olvidaros de imágenes habituales en playas de otros lugares, venir a disfrutar de una playa con aguas turquesa, olas para disfrutar, vistas soberbias del mar, de las dunas, de la costa y las islas que dan la  entrada a los barcos al puerto de Santander, las regatas de veleros, los atardeceres….con total tranquilidad sin apretones ni ruidos.

Desde aquí aún nos queda LA LENGUA DE DUNAS DEL PUNTAL, maravilloso rompeolas de la bahía de Santander, con flora y fauna singular , es el paseo más recomendable que pueda hacerse, impregnado de aromas marinos, ahora vamos por su cara al mar, con vistas preciosas de la ciudad, el palacio, el oleaje, la entrada de los barcos, desde los tranquilos que ya casi hemos olvidado hemos recorrido  6000 m. de una preciosa playa que en esta zona permite el nudismo y que aún nos queda después de admirar la extensión no imaginada del extremo de la lengua dunar del Puntal, volver otra vez hasta Somo por su cara interior paseando por el arenal junto a la marisma de LA BAHIA DE SANTANDER,  con sus aguas tranquilas apenas sin brisa, con vistas de Peña Cabarga, la Cordillera, El puerto de Alisas, Marina de Cudello, el puerto comercial, de Ferris y los pueblos del interior de la bahía, con su aroma peculiar, y según la época, con la posibilidad de visualizar aves descansando de su viaje migratorio, espátulas, gansos, patos, los habitantes habituales, cormoranes, gaviotas y un sinfín de aves que se alimentan en esta bahía tan rica en berberechos, almejas, navajas, cangrejos, camarones y muchas especies de peces que invita a las aves a retornar año tras año.

Cuando salgamos de la Playa tenemos todas las opciones para recuperar fuerzas, Somo, Loredo,  Galizano y la cercana Pedreña,  están muy bien surtidos de buenos bares, asadores y restaurantes con una excelente  cocina.

Merece especial mención la Ría de Cubas, desembocadura del río Miera, que nutre a la bahía con sus arenas de alubión, dando lugar a un habitat riquísimo para la cría de moluscos y peces,  aquí se cría el CABALLITO DE MAR, la ría se extiende desde el puente que une Pedreña y Somo hasta el Pueblo de CUBAS que da nombre a la RIA y a nuestra POSADA.

La ría de gran amplitud  presenta diferentes  paisajes, según el nivel de las aguas de la  marea. En verano todos los días,  a la pleamar,  las lanchas de LOS REGINAS parten desde Santander para realizar la excursión emblemática, repetida a lo largo de muchos años por su gran belleza, no en vano los reyes cuando veraneaban en Santander , venían de excursión al RÍO CUBAS y merendaban en la Isleta como relata Pereda en uno de sus libros. En la ría se practica toda suerte de deportes de remo, el silencio de la navegación nos permitirá avistar aves como el aguila pescadora, el Martín Pescador, que viven aquí, y aves de paso que siempre encuentran  alimentos en la ría y en los prados de ribera.  Si queréis os podéis dar un buen  baño en la ría .