Ría de Cubas

El río MIERA nace en las cumbres del portillo de LUNADA, desciende por el abrupto valle al que da nombre, muy rico en manantiales, que van aportando agua y sedimentos en todo el recorrido. En su camino hacia el mar pasa por LIERGANES, LA CAVADA, SOLARES, CUBAS, y es aquí, que por la influencia de las mareas, se convierte en RIA, dándose en este término la circunstancia singular de tener agua dulce o salada según el nivel de la marea, CUBAS le da el nombre a la ría, y esta, a nuestra POSADA, RIO CUBAS, desde la que podemos comenzar un paseo incomparable.

Aguas más abajo ya casi en la desembocadura se forma un espectacular estuario, con flora y fauna típica de marisma, catalogado por la Comunidad Europea, como Lugar de Interés Comunitario, LIC. La abundancia de recursos naturales y ecosistemas de interés, por el gran aporte de aguas de alubión de gran riqueza, dan lugar a una bella marisma muy rica en moluscos y peces, que desde siempre han propiciado la llegada de aves migratorias y la práctica del marisqueo por los naturales del entorno. Fauna marina abundante, es un criadero incomparable de peces, con muchos nutrientes aportados por el río ,almejas, berberechos navajas, cangrejos, esquilas… y naturalmente depredadores como : grullas, espátulas, garcetas, gaviotas, cormoranes, mirlos, martín pescador y a resaltar que aquí cría el escaso caballito de mar y sobrevuela sus aguas el águila pescadora.

En la ría de CUBAS podemos practicar el piragüismo, todos los deportes de navegación a remo o a vela, la pesca, con las embarcaciones ligeras, podemos adentrarnos hasta CUBAS, disfrutando de un paseo inimaginable, paisajes que rezuman naturaleza y que con la navegación silenciosa, nos permitirá escuchar el hermoso canto de los pájaros y el avistamiento de aves en cercanía, por supuesto, darnos un buen baño en paisaje tan encantador, que ya cautivara a los reyes, que en su veraneo de SANTANDER, no olvidaban repetir año tras año la excursión al CUBAS y comer con mesa y mantel en la ISLETA, a la ribera del CUBAS, como dejó escrito para la posteridad, el escritor costumbrista montañés, José María de Pereda en su novela, NUBES DE ESTIO.

Por fin la ría desemboca en la BAHIA, a la que aporta gran cantidad de agua dulce y sedimentos que continuamente hacen crecer su nivel de arena y su rompeolas natural, la hermosa lengua de dunas del PUNTAL, sus aguas separan los pueblos de SOMO y PEDREÑA, que están unidos por un puente, desde el que se disfruta de una bella vista del estuario.